Buenos días foráne@s!
Aquí estoy desde el confinamiento, siendo una más con vosotros. Agradecida de vivir esta experiencia sana y salva, rodeada en presencia y  a distancia de gente que quiero tantísimo. Cruzando fronteras físicas,  políticas y de desinformación, manteniendo la calma y centrada en mi presente. Dándome cuenta que mis prioridades, hoy más que nunca, tienen que ver con el otro indistintamente del lugar en qué se encuentre o la posición que tenga. 

Conectada con los míos y desconectada de los medios de comunicación. Entendiendo que formamos parte de un ecosistema y como tal, en algún momento hace uso de la autorregulación.  

En redes les compartí pequeñas cosas que hago en mi día a día: 

  1. Lamparas de sal de Himalaya
  2.  Difusores con aceites esenciales: menta, eucalipto, lavanda, pino silvestre. 
  3. Abrir las ventanas, para airear los espacios y aprovechar toda la luz solar que podaís.
  4. También, los más que escuchados: higiene de manos de manera regular, quedarse en casa, distancia de seguridad.
  5. Por último y no menos importante, solidaridad con todos los seres vivos.

Si quieres más información suscríbete!! Recibirás un ebook gratuito como regalo de bienvenida, información sobre cómo llevar una vida más sostenible, así como también, de próximos talleres y eventos.

Abrazos virtuales 😉


2 commentarios

Estela · 31 marzo, 2020 a las 5:25 pm

hermosas y justas palabras

    Ecología Foránea · 31 marzo, 2020 a las 7:47 pm

    Gracias! 😊

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *